Extinción…

Vamos no hacer caso ante una situación de llamada de atención. Es uno de los recursos que suelen funcionar mejor, pero que más cuesta.

Imaginense que estoy trabajando por la noche en un piso dentro de una comunidad de vecinos como cualquier otra de nuestra ciudad. Uno de los chicos llega algo alterado y se niega a realizar las tareas que le tocan, la manera de reaccionar es negarse y dejarlo sin hacer, pero en este caso si no hace lo que ha de hacer no tiene “recompensa”, por lo que la reacción es encerrarse en su habitación y dar de vez en cuando golpes a la pared y a la puerta (yo hago caso omiso ante esas llamadas), más tarde como ve que no le hago caso sale de la habitación y se mete en el baño (lugar común) y sigue con el mismo comportamiento, después de una hora y media he de acercarme y decirle que algunos están ya durmiendo y no es hora de dar golpes, no dice nada y se queda en silencio, se acerca a la cocina y hace lo que tiene que hacer, aunque luego el comportamiento vuelve a repetirse pero en este caso amenaza con usar la violencia (que si sus primos…), le hago caso omiso y sale del piso, vuelve al de 5 minutos y me pide una tila ya que dice estar nervioso, se la toma y se acuesta.

No he conseguido que haga sus tareas, tampoco ha conseguido mi atención, ni ha tenido la recompensa que buscaba (cenar a la vez conmigo).

La situación es dificil, nadie ha ganado, aunque yo acabo mi turno de trabajo con la sensación de haber perdido. La extinción es muy dificil… como hecho de menos que no nos ofreciesen en la universidad la asginatura “modificación de conducta”, que bien me hubiese venido algo de teoria (aunque en otra ocasión hablaremos de la teoría y la práctica).

Un abrazo

Anuncios

~ por educacionsocialasturias en octubre 28, 2011.

Una respuesta to “Extinción…”

  1. Quizás hayas perdido la batalla contigo mismo o con la vecindad, pero no con el usuario. La contención psicológica a la que se ha visto sometido, le ha servido para encontrar el mismo el camino de superación ante dicha negativa.

    En ocasiones el límite no está escrito de antemano ni es inmediato.

    PD: Profesionalmente no suelo usar esa técnica, dado que puede derivar en un tipo de omisión. El no responder a ese estimulo retador, servirá para alguna ocasión pero no para siempre. Los compañeros de centro y el vecindario no tienen porque aguantar su ira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: