Charla sobre cultura emprendedora en lo social…

Y si los usuarios son personas sin recursos, ¿cómo vamos a venderles nuestros servicios?

Parece una pregunta realmente tonta si hablamos de emprender creando una empresa, fundación o asociación de acción o intervención social.

Pues no lo debe de ser, cuando quién la pronuncia, es alguien a quién no considero precisamente ignorante. Pero me da que pensar.

Yo en ese momento no respondí. Era el turno de los “expertos” que en este caso sí lo son.

Pero ahora me atrevería a decir que efectivamente no vamos a crear proyectos de “empresa” para vendérselos directamente a los usuarios. Si no que lo que tenemos que hacer es crear proyectos sociales que convenzan. A pesar de la que está cayendo, tengo la certeza y algunos datos reales lo confirman, que todavía existen personas, empresas o instituciones, que están dispuestas a poner de su bolsillo o capital, para mejorar la situación de otras. Puede que suene muy <<akuna matata>> agenciándome el término que usaba en el diario vasco una compañera.  Pero simplemente lo que creo es que necesitamos  ser unos auténticos ingenieros de la educación social.

Si somos capaces de tener una buena idea, con un estudio de viabilidad positivo y una buena estrategia empresarial, será muy probable encontrar un cliente dispuesto a poner de su bolsillo y no tiene porqué ser nuestro usuario efectivamente. Creo que es la capacidad de convencer sobre que nuestro servicio o producto es necesario y que somos transparentes. Cuánto no más si ésta empresa contribuye a la creación de empleo.

A mí no me cabrearía pagar más impuestos, si tuviese la certeza de que van a ser gestionados correctamente.

Tampoco voy a dejar escapar la oportunidad de cuestionar a esos patrocinadores, pues a veces pueden ser la causa o parte de la estructura de la causa que lleva a que existan usuarios desfavorecidos o en riesgo.

Yo también soy muy akuna matata, pero dejarme que lo sea por un rato, para pesimistas ya están otros.

Anuncios

~ por eduycando en noviembre 8, 2011.

5 comentarios to “Charla sobre cultura emprendedora en lo social…”

  1. La gran mayoría de los proyectos sociales a nivel de asociación, Ongs y fundaciones se capitalizan a través del erario público en un 80%, el resto lo conformarían los usuarios y las donaciones privadas.
    Entiendo lo que planteas, pero para que eso se lleve a cabo se debe dar un cambio cultural y, este cambio, debe de darse a nivel personal, al final es una cuestión de valores, prioridades, intereses, etc. Por ejemplo, cuántas personas estarían dispuestas a pagar por un curso de crecimiento personal, muy pocas. Sin embargo, contaremos por miles y miles las que están dispuestas a pagar cantidades desproporcionadas por ir a un concierto de la cantante de turno. Esta es la realidad, triste, pero así funcionamos de momento.
    No hablas de todos los proyectos que están en funcionamiento llevándose la mayoría de las ayudas y que no funcionan como deberían, por no decir que en algunos casos ni siquiera funcionan, aunque a los políticos y empresarios les resulta rentable y beneficioso no porque lleven a cabo proyectos ingeniosos y creativos sino porque ya tienen creada la “Marca”,
    En cualquier caso, estoy contigo, actualmente estoy preparando un programa de alfabetización y aunque parto con pocas posibilidades lo intentaré y si fracaso lo seguiré intentando.
    Suerte y un abrazo.

  2. Efectivamente María, no van a ser nuestros usuarios quienes paguen los servicios, ya que algunos ni los consideran.Estoy de acuerdo en que las instituciones y personas públicas y privadas son la diana de la financiación. uno de los ejemplos más característicos es Cruz Roja,entre otros muchos. Y por supuesto, es posible. En cuanto a la parte ética es un interesante debate. ¿Nos dejaríamos financiar por empresas o instituciones que provocan desigualdad e injusticia social?¿les criticaríamos abiertamente aún a riesgo de perder la financiación para el proyecto?

  3. Volviendo a leer mi texto y vuestras respuestas, que agradezco enormemente. Me resulta violento. Empresa? Proyecto Social?, parece que esto no concuerda. Es cierto, a veces parece que se hacen proyectos por hacer un proyecto. Es decir un proyecto se diseña y se lleva acabo tras haber detectado una necesidad social, para solucionarla. Pero a veces, parece que se inventa la necesidad para así llevar a cabo un proyecto y así hacer que hacemos, pero en realidad no hacemos nada o mejor dicho sí, lo que se hace es aprovecharse de ayudas y dar a los políticos algo a lo que agarrarse. Creo que a esto te refieres Fermin. Por lo tanto que delicado me parece esto y que peligroso. ¿cómo hacer las cosas bien? vaya tela!

  4. Sí, me refería a eso, a como las grandes empresas (no olvidemos que las asociaciones, Ongs y fundaciones también son empresas) impiden en muchas ocasiones llevar a cabo proyectos debido a un cierto “monopolio del mercado”. En cuanto al dilema ético que plantea Susana, en mi opinión un proyecto social no puede estar financiado por capital de dudosa procedencia. Por ejemplo, no sería aceptable que se financiara un proyecto con dinero del narcotráfico, sin embargo, entiendo que sí sería procedente emplear el dinero requisado a los narcotraficantes para proyectos sociales.

  5. ¿Sabes lo que significa fraude?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: