“El mayor y el pequeño”

Cuando yo era chavalilla muchas veces andaba con gente más mayor que yo y tuve la suerte de que esas personas, compartiesen conmigo infinidad de cosas, incluso que me invitasen y así me facilitasen que yo pudiera disfrutar y participar en experiencias o buenos momentos. Yo en aquella época sentía que tenía una deuda con esas personas, y me preguntaba ¿Cuándo podré devolverles todo esto? (quizá por un sentido de compromiso que heredé de mi padre). Ahora algo más mayor, soy yo la que invito o facilito de alguna u otra manera que personas más jóvenes, puedan disfrutar de experiencias o momentos que por causas económicas probablemente no podrían y es cuando entiendo que no tenía que devolver nada a nadie, sino que mi deber es corresponder con esa generosidad que en su día tuvieron conmigo. Claro está que parece algo evidente y que no tiene por qué ser cuestión de edad. ( a día de hoy también hay gente más mayor que me invita a mil cosas) Pero de todas formas, la edad si influye, el momento de transición de la adolescencia a la juventud o de la juventud a la adultez son momentos importantes, que no se viven igual, si no tienes  buenos referentes o buenos guías que te presten una mano de vez en cuando.

Anuncios

~ por eduycando en mayo 11, 2013.

Una respuesta to ““El mayor y el pequeño””

  1. Gran lección ¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: