Debemos cuidarnos

Leo hoy con cierta tristeza un post de mi buen amigo y compañero Asier en su blog  y cuenta como llega la necesidad de parar, descansar, de estar mal.

Habla de olvidar nuestra propia salud, ya que debemos cuidar de otras personas. Es cierto que nos cuesta pedir una baja (yo reconozco que he llegado a ir a trabajar con algo de fiebre), que ponemos por delante la vida de otras personas a la propia. Y recordaba un post de hace un par de años que hablaba de lo vocacional y la necesidad de cuidarnos y de que nos cuiden.

Asier me da una nueva idea. Y es que en más ocasiones de las que nos gustaría no somos conscientes de que no estamos bien, de que no nos cuidamos. Ahí debieran entrar nuestros compañeros y compañeras, nuestras familias y que nos diesen esa palabra de aviso. No se como se funciona en el lo público, pero en el mundo de las entidades sociales deja mucho que desear el cuidado de los y las trabajadoras de lo social (y aquí quiero y debo incluir a todos los profesionales). La dificultad para sustituir a las personas que necesitan un descanso; incluso el poder disfrutar de descansos reparadores. Ahí debieran entrar los sindicatos para poder desarrollar un convenio que posibilite ese descanso, unos horarios dignos.

En el día a día dejamos pasar oportunidades de cambio mental, porque de lo que hablamos es de una “enfermedad” mental (entiéndase que lo pongo entre comillas).

También se me ocurría que al igual que en las huelgas existen una “caja de resistencia”, quizás los colegios profesionales podrían posibilitar algo similar para sus colegiados/as (lo siento pero lo pienso solo para los colegiados/as y no para el resto, de algo bueno debiera servir colegiarse). Mirar por cada profesional, cuidar la salud mental y física de los y las profesiontireddude1ales. ¿Retiros o encuentro reparadores organizados por los Colegios profesionales?

Hemos de reinventarnos, cuidarnos y si no somos capaces de hacerlo nosotras mismas, que alguien nos pueda ayudar. El cansancio profesional es algo que se debiera tener en cuenta en las entidades, empresas de lo social. Y sobre todo a quienes dan el dinero para su funcionamiento, no solo se ha de pensar en las personas que se atienden, las personas que atienden deben estar bien para poder desarrollar un servicio eficaz y humano.

En fin, querido Asier y todas aquellas personas que hoy estáis en un mal momento vital. Tenéis todo mi apoyo. No sabría que deciros a cada persona, ya que cada una necesita algo diferente para curarse y cuidarse. Pero en ocasiones una buena cerveza o un café reconforta. Mucho ánimo, salud y educación social.

Anuncios

~ por educacionsocialasturias en diciembre 13, 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: