Capitan a posteriori

La verdad es que todos somos capitanes a posteriori. Siempre que hacemos cualquier trabajo, si hacemos un análisis y nos fijamos en lo que hacemos encontramos pequeños errores; eso es lo que hace que mejoremos.

Que levante la mano quien le sale todo perfecto a la primera, sobre todo cuando es la primera vez. Cuando comenzaste a trabajar en el centro de menores o en la residencia o… y descubres la de cosas que no hiciste bien y lo que vas aprendiendo con la practica. Aún así nos solemos fiar de aquellas personas que llevan más tiempo en la institución, en el lugar de trabajo y esas mismas personas dirán que siempre es posible fallar.

Trabajamos con personas, las personas evolucionan, cambian, las realidades que tienen al rededor también. Es importante an_capitanaposteriori_d7f63805.jpgalizar todos los datos que tenemos (pero hay que tenerlo, y no siempre sabemos todo) para poder hacer la mejor intervención educativa posible.

También es cierto que siempre tenemos al compañero/a que lo sabe todo, que es perfecto o que nunca se equivoca… pero como siempre la sabiduría popular nos enseña todo “Quien tiene boca, se equivoca”, y menos mal que somos humanos.

El tiempo, la experiencia nos da la sabiduría que hace que mejoremos en nuestras intervenciones y acompañamientos. Pero sobre todo tener en base que lo que me sirvió para Pepe, seguramente no me sirva para Juan y menos para Susana. Ahí es donde cobran importancia varias cosas:

  • Formación continua. Leer, escuchar, cursos…
  • Hacer reflexión y evaluación de cada intervención y de todo lo que vayamos haciendo.
  • Preguntar cuando dudemos.
  • Aceptar lo errores, y apuntar los aciertos.

En fin, compañeras y compañeros. Siempre seremos capitanes a posteriori, porque siempre sabremos que lo que hicimos, seguro que lo hubiéramos hecho de otra forma. Sobre todo cuando lo miramos con perspectiva y en positivo. Pero no por ello podremos criticar a aquellas personas que quizá comentan algún error, hemos de acompañar (tanto a compañeras/os, como con las personas a las que acompañamos), ayudarles a crecer desde la experiencia y dejar hacer, dejar fallar. Que cada uno sea protagonista de su propia historia, sin imponer y sin juzgar; solo acompañar y ayudar a leer.

~ por educacionsocialasturias en abril 26, 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: